Aquí encuentra las tarjetas de crédito prepagadas que puede solicitar en España:

Tarjetas Prepago de Crédito

Paysafecard MasterCard tarjeta de crédito
Paysafecard MasterCard: una tarjeta Mastercard fácil de recargar, válida para todo tipo de personas y aceptada en todos los sitios donde se acepta la MasterCard.
servicio: 
***
costo: 
10,- €
límite: 
5.000,- €
Viabuy MasterCard prepago
Viabuy MasterCard Prepago: una tarjeta prepago completa que puede obtener sin obstáculos, con recargas gratis y control de sus gastos.
servicio: 
***
costo: 
0,- €
límite: 
Según depósito
tarjeta skrill
Tarjeta de Prepago Skrill: una tarjeta MasterCard segura sin muchos costes con una asistencia relativamente básica.
servicio: 
***
costo: 
10,- €
límite: 
1.000,- €
tarjeta prepago sabadell
Tarjeta Prepago Banc Sabadell: una tarjeta prepago MasterCard completa que recibe gratuitamente con una Cuenta Expansión.
servicio: 
***
costo: 
0,- €
límite: 
3.000,- €

¿Cuáles son las ventajas de una tarjeta de crédito prepago?

Una tarjeta de crédito prepago no es lo mismo que una tarjeta de crédito habitual, lea aquí cuáles son las ventajas:
 
  • Todo el mundo puede solicitarla: no se realizan informes crediticios ni de solvencia. Tampoco se tiene en cuenta el nivel de sus ingresos. Tiene que tener al menos 18 años.
  • Más control sobre sus movimientos: solo puede utilizar el dinero que haya ingresado anteriormente. Así puede controlar sus gastos. El límite lo pone usted.
  • Amplia aceptación: aunque las tarjetas prepago se aceptan en menos comercios que las tarjetas habituales, sí que se aceptan más que las tarjetas de banco. Por eso, puede ser muy útil tener una tarjeta prepago de reserva.

Desventajas de una tarjeta de crédito prepago

Usar tarjetas prepago también conlleva algunos riesgos:
 
  • Menos aceptación: en comparación con una tarjeta habitual, hay menos aceptación. En la mayoría de las empresas de alquiler de coches, no se puede pagar con tarjetas prepago.
  • Siempre paga por adelantado: con una tarjeta de crédito estándar, puede aplazar el pago hasta 30 días después de la compra. Con una tarjeta de crédito prepago, los gastos se cargan al instante en su cuenta.
  • Siempre se encuentra con un saldo positivo: puede pedir dinero prestado con una tarjeta prepago. Primero, tendrá que hacer una transferencia a su tarjeta de crédito para poder utilizar este importe.
  • Límite bajo: la mayoría las tarjetas de crédito prepago tienen un límite más bien bajo. Condiciona, por ejemplo, el pago de billetes de vuelos.
  • Hay costes adicionales: a menudo, se paga por transacción (a diferencia de las tarjetas de crédito habituales). También paga en muchas ocasiones por una transferencia bancaria (en contraposición a una tarjeta de crédito habitual). Sacar o cambiar dinero también resulta caro si lo comparamos con una tarjeta de crédito normal o una tarjeta bancaria.